admin/ noviembre 21, 2019/ blog/ 0 comentarios

Un viaje por Casablanca, Dubai, Tailandia, Hong kong y China

            Hay proposiciones  en la vida que no se pueden rechazar. Esta era una de ellas,  un viaje de 27.500 millas por el lejano Este, con origen en Casablanca y destino final   China  pasando por Hong Kong,  los Emiratos Árabes unidos  y Tailandia.  Para hacer honor a la verdad busqué rápidamente el pasaporte, le hice una foto, la mandé por Whatsapp y mi amigo se encargó  de  sacar los múltiples trayectos de nuestro viaje.

De esta forma tan expeditiva comienza mi viaje.  Corría finales de enero en Málaga, tiempo desapacible, cielo gris, propio de la estación del año. El caso es que la aventura da comienzo conduciendo un A4 de mi gran amigo JMRP, que días antes había tenido, digamos, que un lapsus de conducción y un bolardo chocó contra él.

            Le propuse llevarme su carro y repararlo en Casablanca, de allí partían mis vuelos, de tal forma que mientras yo viajaba lo repararían, pero el que no reparó en un  detalle  fui yo. Pues  no   recordaba que si un extranjero entra en Marruecos en coche y sale del país en avión debe hacer entrega  del coche a los agentes de aduanas para su inmovilización. Lo puede solucionar. Vino al taller el agente de aduana  y le puso “el plombage”.

Aeroport Mohamed V, Casablanca 21.30h de un 26 de enero de 2015, vuelo Ek 754 Fly Emirates. Primer  destino Dubai, escala de pocas horas,  otro vuelo EK 370 Fly Emirates. Siguiente   rumbo Bangkok.

Bangkok,   capital y ciudad más poblada de Tailandia , aunque  no es el nombre de la capital, todos los  extranjeros la conocen por ese nombre,  Bangkok significa en tailandés  «aldea de la ciruela silvestre»  y por  los locales  es conocida  como Krung Thep Mahanakhon  que significa «la ciudad de los ángeles».

Aunque de ángel no tiene nada. Vicio, alcohol, sexo y lo que se quiera, sexo  en toda  las combinaciones  y permutaciones posibles; heterosexual, homosexual, bisexual, transexual, zoofilia, y si me apuran diría que te lo puedes  montar hasta  con un melón que nadie se escandalizaría por ello.

 

En su descargo diré que Bangkok, es una  ciudad  alegre, divertida, dinámica, caótica,  bulliciosa,  viva y con ganas de vivir.

En Bangkok hay que cerrar los ojos y guiarse por los olores.

En Bangkok, hay que pasear entre la multitud y sus miles de puestos callejeros.

En Bangkok  hay que sentarse junto a una cerveza y fluir.

En  Bangkok hay que dejarse llevar por la marea.    

Las  primeras horas las dedicamos a   callejear, masajes,  visitamos un poco la ciudad,   y cenamos en un restaurante con música en vivo a orillas de una avenida muy animosa.  Al segundo día, mi amigo se marchó a hacer unas gestiones a Singapur y me quedé   con los más de diez millones   de seres que componen los diversos   poblamientos de la metrópolis.

Uno de esos días tomamos un taxi  rosa, los hay de diversos  colores en función de las compañías que prestan el servicio. El color del mismo le venía que ni pintado al chofer, pues tenía más laca en su pelo  que nuestra grande  muy grande y  añorada  Rocío Jurado, y más plumas que un corral ,  que Dios la tenga en su gloría.

El taxi, parecía el cuarto de una de nuestras adolescentes lleno de polladas colgando por todos los huecos, así como,   un número indeterminado de  muñecas de peluches de color rosa en la bandeja trasera , no sé cómo podía ver por el retrovisor.

 Por estos lares, el mostrar la feminidad a los portadores de los cromosomas 23  en su configuración  XY  no provoca ninguna acritud o causticidad en el resto de sus conciudadanos. Pero esto no era una cuestión de tolerancia o   templanza, era llana y sencillamente una  cuestión de seguridad.   Que Dios lo guarde en su gloria también al chofer.

La noche anterior en un puesto callejero de frutas, conocimos fugazmente a una francesita que vivía allí,  esta nos aconsejó que no nos perdiéramos  el mercado flotante a las afuera de la ciudad.

 Al día siguiente me encontraba en el  mercado Damnern saduak floting market.      

 Damnern Saduak, es una intrincada red  de canales fluviales  de  anchura escasa y  tráfico intenso donde los lugareños venden toda suerte de productos enfocado al turismo, de calidad incierta y precios ciertamente inflados, pero merece la pena perderse un rato por sus calles de aguas.

Damnern Saduak es en realidad el nombre del canal construido en el reinado del rey Rama IV, éste había  excavado el canal para conectar el río Taachin en la provincia Samut sakorn con el río Maklong  en  Samut songkram y cuyo fin era dar   salida   al transporte de mercancías.

Frutas de Tailandia 

Las tierras aledañas a los canales del Mercado Flotante de Damern Saduak son sumamente fértiles.  Sus pobladores  en sus canoas  nos regalan cada amanecer  un verdadero placer para los sentidos en colores, texturas y  formas;   mangos, cocos, bananas, pomelos chinos, uvas de Malacca, y un sinfín de frutas tropicales   como  el rambután, la fruta del dragón, la  Mangostán, o la controvertida durián   exquisita  de sabor  pero de un olor fétido repugnante, por ello,  está prohibida introducirla en transportes públicos y hoteles en muchos países asiáticos  .

De ahí a Phuket, vuelo DD7506 de la compañía local NOK, yo  definiría este famoso enclave de moda   como el Benidorm de Tailandia, mucho turismo, tiendas para turistas, bares, hoteles, más bares y más hoteles.

 Para mí estos sitios sólo tienen interés por saber que existen.

En la playa  motos de agua, flyfish, paracaídas tirados por lanchas motoras, pubs llenos de rusos y rusas, rusas imponentes, barras americanas con bailarinas de exiguo ropaje, alcohol y mucho Ladie Boy.  A algunos la combinación de alcohol y  noche les ha hecho una faena, ya que hay que tener los cinco sentidos en perfecto estado de revista para que la vista no te juegue una mala pasada.

Otro vuelo, EK384 de Fly Emirates,   esta vez destino Hong Kong,

 

Hong Kong, es China y no es China a la vez. El 1 de julio de 1997, Reino Unido transfirió la soberanía a la República Popular China, después de más de un siglo y medio bajo bandera  británica. Y no es China, porque gozan de mucha más libertad, tienen su  propia moneda e  y han redactado su diferente  sistema democrático en virtud de la llamada Ley Básica.

Devolución de Hong Kong a China        

    Aunque la isla de Hong Kong se cedió a perpetuidad tras la Guerra del opio, la mayor parte del territorio continental de Hong Kong, la península de Kowllon y los nuevos territorios se tomaron prestado de China, a la expiración del tiempo acordado  para su devolución, Reino Unido decidió  devolver la totalidad de la colonia a China.

            Hoy en día conviven dos sistemas en Hong Kong, aunque la situación se está revirtiendo, pues China cada vez es menos comunista con sus nuevos ricos y Hong Kong está perdiendo parte de su identidad con la invasión de los Chinos Continentales.

           

Hong Kong, huele a dinero y negocios.

Todos los días, a la caída del sol, entre  la Avenida de las Estrellas y el Centro Cultural de Hong Kong en el paseo frente al Golden Bauhinia Square en Wan Cha se puede contemplar el que está considerado como el espectáculo de luces y sonido más grande del mundo, reconocido por el libro Guinness de los record, consiste en la proyección de luces, laser y música  sobre 40 edificios a ambos lados del puerto.

Estas proyecciones, simbolizan la energía, el alma, y la diversidad de Hong Kong,

Atravesamos la frontera China-Hong Kong en un taxi compartido, un australiano de ojos rasgados, una familia china al completo, es decir, padre, madre e hijo, un único hijo, mi amigo Majid, y el que suscribe. No nos debieron ver muy buena cara. Nos apearon del vehículo, nos hicieron pasar todos los bultos por un escáner en una caseta habilitada al respecto, y con una pistola-termómetro, cual a gorrinos nos controlaron a  ver si teníamos calentura.

Y pisé China, ciudad Shenzhen, una tarde de febrero cuando el sol empezaba  a iluminar el hemisferio sur, lloviznaba,  el ambiente era de humedad y de  leve brisa fresca. Todo me pareció gris.

Habíamos pasado en menos de 24 horas de un país alegre, cosmopolita, cálido y hedonista en esencia, a otro, gris, atribulado, introvertido.

Pasamos de la luz a las tinieblas. Pero eso es la grandeza de este mundo.

El segundo día en China, en el tren de cercanías fuimos a la ciudad de Guangzhu, ésta es una de las más ricas de este inmenso país, en ella, se celebran ferias comerciales cada año y  a la que acuden empresarios de todo el mundo ávidos de negocios.

Nos alojamos en el intercontinental hotel, a mí me tocó la  planta 38,  vistas impresionantes del rio que atraviesa la ciudad.

 Temprano tomamos el metro, justo en la boca del mismo, habían como una docena de chinos mandarines de ambos sexos  vociferando, miao, miao, miao, al unísonos, nos miramos y no pudimos evitar reírnos a moco tendido, parecían que estaban escaldando a un grupo de “ misifúes “  pensé para mis adentros,  sí que son raros de cojones estos chinos.

 

El día transcurrió vagando de un lado para otro,  entre especies de centros comerciales y amplios espacios diáfanos,   moles de cemento, entreplantas de edificios   con decenas, cientos de minúsculos puestos algunos no superaban el metro cuadrado, y donde los trabajadores  se afanan en arreglar todo tipo de aparatos electrónicos, teléfonos móviles, ordenadores, impresoras, circuitos, etc. 

 Miles de tíos con soldadores, destornilladores minúsculos, cables de todos los calibres posibles, adaptadores para cosas que ni sé  que existen, y todos trabajando a destajo. Creo que compiten a ver quién aguanta más tiempo trabajando  sin mear.

En tal borrachera, yo también compré cachivaches electrónicos, mp4, cable puerto com a usb, cargador de móvil, batería de teléfono, altavoces  de teléfono para los viajes,  linterna con batería recargable, reloj  que funciona con  agua y sin pilas, de éstos compré 3 ,  cosas de chinos, y un sinfín de aparatejos que no sirven para nada, pero que me  hicieron gracia y a unos precios de risa.

En este país las distancias son tan grandes y todo es tan desproporcionado que, los negocios están agrupados en barrios enteros, hay barrios de electrónica,  está el barrio de los  relojes, de las cámaras de fotos ( allí me volví loco), del textil, etc.

 

A última hora, nos fuimos a ver las tiendas del té, bueno a la zona de las tiendas del té, tan grande como el centro histórico de muchas de nuestras ciudades europeas, allí, una adolescente, o a mí me lo pareció, regentaba  una tienda de té. El decorado era realmente bonito, todas las paredes estaban revestidas de madera con dibujos geométricos y letras chinas de vivos colores, cajas con contenidos preciosos. Té de todas las regiones de Asía, de Jazmín, de jengibre, té para depurar  el organismo, para dormir, para no dormir, para mear, para cagar dura, por si no cagas, para que se te levante. En fin  otra de chinos

Reconozco que desde hace muchos años, soy un ávido consumidor de té, uno de los más exquisitos y refinados  es el té blanco, originario de las altas  montañas de la provincia de Fujian sólo se escogen los brotes más tiernos y jóvenes, que es donde se concentra toda la energía, se cosechan durante unos pocos días de cada primavera y los brotes se recogen a mano para no dañarlos y preservar  su aroma. Es un extraordinario antioxidante, por eso se le conoce como el  “elixir de juventud”.

 

Vuelta a Dubai EK-384 Fly Emirates, si en China todo es inmenso, en Dubai todo es grandioso. Centros comerciales de los más grandes del mundo. Las tiendas de las mejores marcas del globo tienen que estar allí a ver  quién tiene el escaparate más lujoso, más grande, más brillante.

Cuando uno se para a tomarse un té blanco, recogido en las montañas de Fujian, en una de las cafeterías con adornos dorados, lujo y desproporción por todos sitios sólo te puede  asaltar  una idea,   ¡vaya gilipollas somos los humanos!.

 Si te quieres pasear con un buen collar de perlas y un buen “peluco “, sin duda alguna el lugar es Dubai, no vas a desentonar y te puedes pasear a las 3 de la mañana solo, que nadie te va a atracar, algo bueno tendría que tener.

Vuelo a Casablanca, EK-753  de Fly Emirates, la casualidad quiso que voláramos un 9 de febrero, y como nos desplazamos de este a oeste el día se alargó 4 horas más,  resultando de esa forma ser el  cumpleaños más largo de mi vida, disfruté durante 28 horas. Esas cosas tiene el viajar.

En Casablanca recogí el famoso A4 de mi amigo, y emprendí la vuelta de regreso de este fantástico viaje, pero todavía el destino me tenía reservada una última  sorpresa.

 Casi todo el viaje de Casablanca a Ceuta lo hice con las ventanillas  abiertas debido al  olor a pintura y macilla, pues acababa de sacar el coche del taller de chapas y pintura y el olor era “embriagador”.

Llegué a la frontera de Ceuta, un miércoles  cualquiera de un mes de febrero cualquiera, la cola de coches ese día era extraordinaria. Sellé mi pasaporte sin más contratiempos.
 

Y llego el momento del coche, se acercó un aduanero a inspeccionar el vehículo, los métodos que usan son arcaicos pero eficientes, el agente con un destornillador  cogido del revés  golpeaba  las zonas huecas del coche y aquello debía sonar  “ toc, toc” como él estaba acostumbrado, pero  ese día, o no tenía el oído fino, o en el taller habían colocado más macilla de la cuenta.   

Llamó a otro colega, éste me hizo abrir todas las puertas del coche, el capó, el maletero, y el “toc, toc” tampoco le resulto familar. La cola de coches a mis espaldas se  iba alargando.

Entonces caí en la cuenta  de que el A4 lo había tenido 15 días en un taller, sin control, y que me podían haber metido cualquier cosa; hashich, mariguana,  coca, kifi o hasta una cabra que no me hubiese dando cuenta, en aquel momento mis atributos  se me pusieron del tamaño de dos peladillas y las amígdalas como melones.

 Dos aduanero y aquel toc, toc, sin sonar como debiera. Apareció   un tercero y yo dando vueltas al coche con cara de póker, la cola  era ya  considerable, y uno de los agente le dice al otro,   mitad árabe, mitad francés  “dí  il fossé”,  llévalo al foso. Pensé el coche al foso, y yo al talego, creo que aquello duró como 15 minutos aunque a mí me pareció una eternidad.

Yo sólo ante la adversidad

 Y en esto se acercó un perro de aduanas, era la primera vez que veía un perro de aduanas en Marruecos, en la frontera de Ceuta y Algeciras es normal. El perro se acercó al coche y no dijo ni mú, en mi vida he querido más a los canes me dejaron pasar sin más contratiempos. El chapista resultó ser un tipo honrado.

Proseguí mi camino con el miedo todavía  en el cuerpo,  conforme me alejaba de la frontera  mis  amígdalas iban recobrando su tamaño natural, aunque, no a la misma velocidad  mis testículos.

Al llegar a Marbella, hice entrega a mi amigo JMRP su flamante A4 totalmente restaurado, ver su cara de alegría valió la pena los 15 minutos de acojone, eso sí le advertí que vigilara los bolardos.

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*